El Dióxido de Carbono (CO2) es usado como medida internacional de la huella de carbono porque es “el gas efecto invernadero que más está afectando a nivel atmosférico y el que más hemos emitido». A partir de esta premisa, nuestro centro ha desarrollado una asamblea dentro del proyecto TERRAL, con el fin de crear conciencia y sensibilizar a nuestra comunidad educativa sobre el calentamiento global y los impactos ambientales que ocasiona.

Durante la jornada del viernes 17 mayo, nuestro alumnado de Ciencias Aplicadas (4ºESO) tutorizado por su profesora Angustias Márquez Lema (coordinadora del programa ALDEA), ha desarrollado una serie de actividades de concienciación y sensibilización en cada una de nuestras aulas (desde 1º a 4º ESO), y cuyo producto final ha sido la elaboración de un decálogo de compromisos del aula para reducir las emisiones de CO2.

Gracias a este tipo de actividades, nuestra comunidad educativa toma conciencia sobre el impacto de las emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero emitidos por los seres humanos desde hace años.

Desde aquí queremos agradecer la disponibilidad de todo el alumnado y profesorado que ha participado y colaborado para que esta actividad haya tenido lugar.

 

 

Comparte en tus redes ...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn