Usted está aquí : Portada del sitio > Plan de Lectura y Bibliotecas > 33 Razones para leer
Publicado : 14 de diciembre de 2008

33 Razones para leer

16 de diciembre, Día de la Lectura en Andalucía

El martes 16 de diciembre conmemoramos el DÍA de la LECTURA en Andalucía. En esta fecha nació el poeta Rafael Alberti y es también la fecha del homenaje que en 1927 el Grupo Poético de la Generación del 27 rindió al poeta Luis de Góngora en el tercer centenario de su muerte.

Victoria Fernández, directora de la revista CLIJ, ha elaborado 33 razones para leer.

¿Y tú, cuáles son tus razones para leer? Seguro que hay muchas más. Añádelas haciendo clic en "comentar este artículo" al final de esta página

Pero, sobre todo, VAMOS A LEER.

Razonesparaleer.Ppt
View SlideShare presentation or Upload your own.

la magia de leer
La calidad de un régimen democrático depende de la capacidad de los ciudadanos para informarse, criticar las ideas, evaluar los argumentos, justificar las propias opciones.

Cuando carecen de estas facultades, proporcionadas fundamentalmente por la lectura, las sociedades son vulnerables a cualquier ideología fanática. Los sentimientos no articulados son fáciles de manejar y proporcionan una unificación emocional poderosísima.

No es de extrañar que todos los dictadores hayan execrado la lectura, y la hayan prohibido cuando estaba dentro de sus posibilidades hacerlo. La evaluación de la lectura ha cambiado a lo largo de la historia y de las ideologías. La recomendación de leer aparece en la Ilustración, que fue un movimiento liberador. Las revoluciones democráticas - la francesa y  la americana- fueron revoluciones hechas por lectores. A pesar de su extensión, la Enciclopedia de Diderot, con sus 28 carísimos volúmenes, editó entre 1751 y 1789 cerca de 24.000 ejemplares [...]

Las encuestas nos dicen que más de un 30  de los jóvenes españoles y franceses de veinticuatro años de edad no entienden los editoriales de los periódicos. La ciudadanía incapaz de manejar información y de comprender argumentos está a merced de cualquier eslogan, agitador, gurú o personaje mediático. Y esto rebaja inevitablemente la calidad de nuestra convivencia.

Esperamos que el lector haya comprendido que leer no es un mero adorno, ni un  modo más de divertirse, de pasar el tiempo muerto o matar el tiempo. Es el medio más eficaz para adueñarse del lenguaje, lo que, a su vez, es condición indispensable para el desarrollo de la inteligencia, la plenitud afectiva de nuestras relaciones y la dignidad de nuestra convivencia.

José Antonio Marina y M. de la Válgoma
La magia de leer, Plaza & Janés